Las especies pertenecientes a la familia Chrysopidae pertenecen al grupo de depredadores generales (o poco específicos). La especie Chrysoperla carnea es un voraz depredador, especialmente de numerosas especies de áfidos. Chrysoperla carnea ha sido encontrada en cultivos de invernadero y al aire libre en el sur de la península.

Las especies pertenecientes a la familia Chrysopidae pertenecen al grupo de depredadores generales (o poco específicos). La especie Chrysoperla carnea es un voraz depredador, especialmente de numerosas especies de áfidos. Chrysoperla carnea ha sido encontrada en cultivos de invernadero y al aire libre en el sur de la península.

Morfología

Los huevos son pedunculados, es decir, se encuentran en el extremo de un largo pedicelo, formado por una secreción del abdomen, que solidifica rápidamente en contacto con el aire y que es fijado a las hojas por su parte inferior.

Al principio son de color amarillo-verdoso, pero conforme maduran van adquiriendo una tonalidad grisácea. Se pueden encontrar aislados o en pequeños grupos, fijados sobre la superficie de los vegetales.

Las larvas son campoideformes (poseen el cuerpo deprimido) con 2 piezas mandibulares muy visibles, finas y curvadas, y desarrolladas patas. Poseen pelos en el dorso del cuerpo. Su cabeza es de color claro, con dos rayas oscuras divergentes, y en el dorso se observan un par de bandas oscuras longitudinales, junto a diversas rayas transversales paralelas. El tercer estadio larvario mide aproximadamente 8 mm.

La pupa presenta un aspecto sedoso de color blanquecino, de 3-4 mm de diámetro.

Los adultos de Chrysoperla carnea son de color verde pálido, con el abdomen largo y estrecho y ojos relativamente grandes de color dorado y brillantes, sus antenas son filiformes y largas, y poseen dos pares de alas menbranosas largas, de color verde transparente y nerviación abundante, de aspecto reticulado.

Ciclo biológico

El ciclo biológico de Chrysoperla carnea pasa por los estados de huevo, tres estadios larvarios, pupa y adulto.

La duración del desarrollo, desde huevo hasta adulto, está muy influenciada por la temperatura, siendo generalmente 2-3 semanas a 25ºC. La larva emerge en 3-6 días, desarrollándose sus tres estadios larvarios entre 10 y 13 días, dando lugar al estado de pupa. Finalmente emerge el adulto desarrollado. En condiciones naturales, Chrysoperla carnea puede completar 3 generaciones al año.

Actividad

Presenta una gran adaptabilidad a condiciones ambientales adversas y amplias fluctuaciones térmicas. Su actividad depredadora se mantiene con rango de temperaturas entre 12 y 35ºC.

El crisópido Chrysoperla carnea pasa el invierno en forma de pupa, usualmente en la hojarasca presente en las proximidades de los cultivos. Durante la primavera y el verano aparecen los adultos. Estos poseen una elevada capacidad de dispersión, facilitando la localización de sus presas en cuya proximidad realizan la puesta. Ponen aproximadamente 20 huevos por día, separadamente o en grupo localizados en la parte inferior de la hoja.

Los tres estadios larvarios de Chrysoperla carnea son activos depredadores. La larva de tercer estadio depredan el 80 por ciento del total de presas que ingesta a lo largo de todo su ciclo biológico. La larva clava sus mandíbulas en el cuerpo de la presa y succiona su contenido fluido.

Los estudios a los que se ha sometido Chrysoperla carnea, demostraron que aunque se alimenta tanto de Myzus persicae como de Aphis gossyppi, a esta última especie es incapaz de controlarla en cultivo de pepino, mientras que en otros cultivos el control que realiza sobre ambas especies de áfidos está muy influenciado por condiciones ambientales, población de las presas, cultivo y nivel de parasitismo hacia el depredador.

En ausencia de áfidos el crisópido Chrysoperla carnea es capaz de sobrevivir, pudiéndose alimentar de ácaros, trips, e incluso pequeños lepidópteros.

Aplicación

Distribuirlo de forma uniforme en el cultivo o concentrarlo en las zonas de mayor incidencia de plaga.

Momento de introducción

Si los focos son tratados en una fase temprana, el riesgo de infestación de todo el cultivo será menor, aunque no se llegue a establecer una población de Chrysopa en el cultivo, ya que la mayoría de los adultos abandonan el invernadero tras su eclosión. Se puede tratar solamente los focos de pulgón o todo el invernadero. Funciona bien en cultivos con altas fluctuaciones de temperatura y humedad relativa, estando más condicionada por la temperatura siendo la más adecuada de 12ºC a 35ºC

Almacenamiento

La suelta se debe realizar inmediatamente después de la recepción, si no fuese así, se puede almacenar durante 1-2 días en un sitio fresco, sin olor de pesticidas, con una Tª entre 8 y 10ºC, en posición horizontal y alejado de la luz solar.

Materias activas perjudiciales

Aunque en cualquier caso es necesario consultar con su servicio técnico, ya que las condiciones pueden ser cambiantes, aquí damos una relación de las materias activas que más perjudican a Chrysoperla carnea, según los ensayos realizados por diferentes comercializadores:

Abamectina (adulto). Acefato /Adulto y larva). Bendiocarb (adulto). Bifentrín (adulto y larva). Carbaril (adulto y larva). Cianidas (adulto y larva). Ciflutrin (adulto y larva). Cihexaestan (adulto y larva). Cipermetrin (adulto y larva). Clorfenvinfos (adulto y larva). Clorpirifos (adulto y larva). Detalmetrin (adulto y larva). Diazinon (adulto y larva). Diclorvos (adulto y larva). Dimetoato (adulto y larva). Esfenvalerato (adulto y larva). Etil.clorpirifos (adulto y larva). Etrinfos (adulto y larva). Fenpropatrin (adulto y larva). Fenvalerato (Ninfa, adulto y larva). Heptenofos (adulto y larva). Imidacloprid (larva). Lambda Cihalotrin (adulto y larva). Metamidofos (adulto y larva). Metil azinfos (adulto y larva). Metil pirimifos (adulto y larva). Metomilo (adulto y larva). Oxamilo (adulto y larva). Permetrin (adulto y larva). Propoxur (adulto y larva).

También pueden resultar perjudiciales, aunque en menor grado, Buprofecín y Triflumuron, Benzoximato, Dicofol, Fenoxicarb, Piretrinas y Trlometrina.

Cultivos

Los cultivos principales en los que Chrysoperla carnea puede desarrollar su actividad con eficacia, son berenjena, calabacín, judía, melón, pepino, pimiento, sandía y tomate.

 

El grueso de esta información ha sido facilitado por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

 

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L. es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ver política