Informe sobre Turquía 

Turquía, primer productor hortofrutícola europeo y cuarto mundial 

Desde 2007, año hasta el que fueron aumentando, el descenso ha sido del 20 por ciento

Su principal cliente comunitario es Austria, seguido de Reino Unido y Alemania

Tur-1Hortoinfo publica un amplio informe sobre Turquía, en el que además de sus exportaciones hortofrutícolas a la Unión Europea durante los últimos años y de sus producciones, se efectúa un exhaustivo análisis de ese país, atendiendo a sus características, demografía, renta per cápita, empleo, estructura de su mercado, etcétera. 

Turquía, primer productor hortofrutícola europeo y cuarto mundial

Desde 2007, año hasta el que fueron aumentando, el descenso ha sido del 20 por ciento

Su principal cliente comunitario es Austria, seguido de Reino Unido y Alemania 

Tur-1Hortoinfo publica un amplio informe sobre Turquía, en el que además de sus exportaciones hortofrutícolas a la Unión Europea durante los últimos años y de sus producciones, se efectúa un exhaustivo análisis de ese país, atendiendo a sus características, demografía, renta per cápita, empleo, estructura de su mercado, etcétera.

Las exportaciones turcas de frutas y hortalizas frescas (excluidos cítricos) han descendido en los últimos años, concretamente un 20 por ciento, desde 2007 a 2011, con un descenso constante año tras año. Hasta el año 2007, el incremento de las exportaciones había sido también prácticamente constante.

Turquía es el primer productor europeo de frutas y hortalizas, ocupando el cuarto lugar a nivel mundial.

En 2011, sus exportaciones a la Unión Europea, de frutas y hortalizas frescas, alcanzaron la cifra de 583.617 toneladas, con un valor de las exportaciones de 769 millones de euros.

El principal cliente comunitario para Turquía es Austria, que en 2011 le compró un total de 108.745 toneladas de frutas y hortalizas frescas. El segundo lugar lo ocupa el Reino Unido, con 92.316 toneladas, ocupando Alemania el tercer lugar, con 79.186 toneladas.

En el cuarto lugar como cliente para los productos hortofrutícolas frescos turcos (excluyendo cítricos), se encuentra Rumanía, que en 2011 le compró 78.909 toneladas. Bulgaria ocupa el 5 lugar (48.037 Tm.), Holanda el sexto con 36.843 Tm., Italia en séptimo lugar con 29.844 Tm., en octavo lugar Francia (24.905 Tm.), Bélgica en novena posición (15.360 Tm.) y Polonia en décimo lugar con 15.059 toneladas. En 2011 España compró a Turquía 5.727 toneladas de frutas y hortalizas frescas.

El país

En el año 1923 se constituyó la República de Turquía, resurgiendo de los restos del antiguo imperio otomano. Su cultura, población, su vida política, social y económica, están influenciadas por su situación y su papel de puente entre Oriente y Occidente.

La superficie es de 774.815 km2. El 97% del territorio está situado en la parte asiática y el 3 % en la parte europea. Las dos partes están separadas por los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos y por el mar de Mármara, que es una cuenca intermedia entre el Mediterráneo y el mar Negro. La parte asiática está formada por la península de Anatolia que se proyecta hacia el Mediterráneo desde Asia. La reducida parte europea, Tracia, constituye el extremo suroriental de la península Balcánica y contiene las ciudades de Estambul y Edirne. La separación territorial no implica una división profunda tanto en lo que respecta a la geografía, como a la población.

Las fronteras marítimas (8.339 Km. incluidas las islas) son mucho más largas que los límites terrestres (2.753 km.). El territorio turco limita al sureste con Irán e Irak, al sur con Siria y al noreste y este con Azerbaiyán, Armenia y Georgia. Finalmente, al noroeste, en la zona europea, Turquía limita con Grecia y Bulgaria.

El 31,9% de la superficie es tierra cultivada y 21,19 millones de hectáreas están cubiertas de bosques. Por otro lado, las reservas de los principales minerales son abundantes, aunque las de carbón, petróleo y gas natural son escasas para cubrir las necesidades que se generan en el país. El principal recurso estratégico de la región es el agua, gestionada a través de numerosos planes de regadío y las grandes presas del proyecto GAP destinadas a controlar el flujo de los ríos Tigris y Eufrates.

Aspectos demográficos

Según los datos del censo de enero de 2011, la población de Turquía se sitúa en 73.722.988 habitantes a 31 de diciembre de 2010. De acuerdo con los últimos datos, el crecimiento de la población entre 2009 y 2010 fue del 1,6%. Las estimaciones del Banco Mundial indican que se superarán los 82 millones en 2015.

Turquía no es un país homogéneo étnicamente, ya que conviven en él varias comunidades de culturas y lenguas distintas. Hay varias minorías étnicas asentadas en el territorio turco. Para empezar, y aunque la inmensa mayoría de la población es musulmana, no toda es sunní. Aproximadamente un 20% de la población es de la facción aleví. Los miembros de esta minoría religiosa suelen defender puntos de vista seculares y liberales que les enfrentan en ocasiones al islamismo más tradicional. La principal minoría étnica y la más conflictiva es la kurda, con aproximadamente el 15% de la población. La población kurda es mayoritaria en las provincias del sudeste de Anatolia, lindantes con Irán, Irak y Siria, las más pobres y atrasadas del país.

Existe también una minoría árabe que constituye menos del 2% del total, así como otras comunidades más pequeñas de georgianos, chechenos, siríacos, lazlos, circasianos, armenios, griegos, abjasios y sefardíes. Estos últimos, que habitan mayoritariamente en Estambul, hablan todavía el ladino, derivado del castellano.

Cabe mencionar la importante emigración de la población turca hacia los países de Europa Occidental, destacando Alemania en primer lugar. Bélgica, Holanda y Francia también acogen comunidades turcas. En los últimos años, se han observado también corrientes migratorias hacia los países árabes, en particular hacia Arabia Saudí, países del Golfo Pérsico y Libia. Se calcula en más de 4 millones el número de emigrantes turcos en el extranjero. Existe una minoría turca residente en Bulgaria y considerables grupos étnicos turco-parlantes en el norte de Irán, Azerbaiyán y las otras Repúblicas túrquicas de la ex-Unión Soviética. Por otro lado, la emigración a Turquía procede fundamentalmente de Irán y del Kurdistán iraquí.

Turquía es un país donde se pueden observar notables diferencias entre unas regiones y otras, entre el campo y la ciudad. Se podría marcar una línea de separación entre el occidente del país, la costa y las grandes ciudades de Anatolia, con índices de desarrollo que se aproximan a los europeos y las zonas rurales del este del país, con niveles de desarrollo bajos.

La población de las mayores ciudades de Turquía según el censo de 2009 son Estambul (13.255.685 habitantes); Ankara, la capital, situada en la Anatolia Central (4.771.716), donde destaca también Konya (2.013.845); Esmirna, en la costa del Egeo (3.948.848); Bursa (2.605.495), en la región del Mármara; Adana, en la costa mediterránea (2.085.225) y Antalya (1.978.333).

Organización administrativa

La República turca es un Estado fuertemente centralizado. Turquía está dividida en 81 provincias presididas por un Valí o Gobernador nombrado por el Gobierno Central y administradas por una Asamblea Provincial cuyos miembros son elegidos por sufragio popular. Los Gobiernos provinciales tienen competencias en sanidad, educación y cultura, agricultura, economía y comercio. El principal órgano de la Administración Local es el municipio (Belediye). Toda población con más de 2.000 habitantes puede formar una Administración Municipal. La Asamblea Municipal está presidida por el Alcalde, que también es elegido por sufragio universal en su jurisdicción. Los municipios cuentan con competencias en sanidad, educación y obras públicas, y están facultados para establecer y recaudar algunos tributos.

La economía

En la estructura de la economía turca tiene un peso fundamental el sector servicios, una importante base industrial y una decreciente participación de la agricultura en el PIB, si bien hay que destacar que en el caso turco la agricultura sigue teniendo una especial relevancia, sobre todo en términos de empleo ya que emplea al 25% de la población activa. Las últimas décadas han sido testigo de los cambios en esta estructura, el sector primario suponía casi el 40% del PIB a principios de los 70, el sector servicios tan sólo el 43% y el sector secundario el 17%, cifras muy distintas a las actuales. Los años posteriores a la crisis de 2001 han venido marcados por la constante disminución de la importancia del sector primario y del sector de la construcción. Actualmente Turquía cuenta con una importante base industrial, que en 2010 supuso el 25,8% del PIB; la agricultura mantiene todavía un peso importante (9,4%) en la economía; la construcción es responsable del 5,6% y el sector servicios es el más importante con un 59,2% del PIB.

El empleo

El fuerte crecimiento económico y la creación de empleo han sido tradicionalmente incapaces de absorber el continuo aumento de la población turca.

La población activa a diciembre de 2010 fue de 25.593.000, representando aproximadamente el 35% de la población total de Turquía. La población ocupada masculina representa aproximadamente el 71,8% y la femenina el 28,2%. Por sectores, la agricultura, ganadería y pesca ocupan todavía un lugar destacado, con un 23,9% de la población ocupada; la industria representa un 20,1% del total. Este sector, el de mayor crecimiento en las últimas décadas, ha visto frenar el ritmo de aumento en su participación en la población ocupada, manteniéndose en un nivel similar en los últimos seis años. El sector servicios emplea aproximadamente al 50% de la población ocupada y es el sector que ha experimentado el crecimiento más rápido en los últimos años. Finalmente, la construcción emplea al 6% de la población ocupada. El sector público tiene un peso importante en el empleo, ocupando aproximadamente al 13% de la población empleada a finales de 2010.

El desempleo se ha caracterizado por mostrar una gran resistencia a la baja y aunque a finales de 2006 se consiguió franquear la barrera del 10%, situándose en el 9,9%, se ha incrementado desde 2007 (10,6% y 11% en 2008). En 2009, el empleo no fue ajeno a la situación de crisis económica, alcanzando el 16,1% en febrero de este año, fecha a partir de la cual ha venido mejorando hasta finalizar el año a una tasa del 13,5%. En 2010, se ha continuado con la tendencia positiva con la que terminó el año 2009 y a finales de año el desempleo se situó en el 11,9% de la población activa. En enero de 2011 la tasa de desempleo se mantuvo constante en el 11,9%, pero en febrero se redujo hasta el 11,4% y hasta el 10,8% en marzo.

Renta y economía

La estructura de la economía turca es similar a la de un país desarrollado, con un peso fundamental del sector servicios, una importante base industrial y una decreciente participación de la agricultura en el PIB, si bien hay que destacar que en el caso turco la agricultura sigue teniendo una especial relevancia, sobre todo en términos de empleo ya que emplea a alrededor del 24% de la población activa.

Las últimas décadas han sido testigos de los cambios en esta estructura, el sector primario suponía casi el 40% del PIB a principios de los 70, el sector servicios tan sólo el 43% y el sector secundario el 17%, cifras muy distintas a las actuales. Los años posteriores a la crisis de 2001 han venido marcados por la constante disminución de la importancia del sector primario. Actualmente, Turquía cuenta con una importante base industrial, que en 2010 supuso el 25,8% (26,1% en 2009) del PIB; la agricultura mantiene todavía un peso importante con un 9,4% (10,1% en 2009); la construcción es responsable del 5,6% (5,2% en 2009) y el sector servicios es el más importante con un 59,2% del PIB (58,2% en 2009)

Las variables macroeconómicas fueron antiguamente reflejo de las características de la economía turca como mercado emergente, mostrando una considerable inestabilidad. La estructura débil e ineficiente del sistema financiero turco estuvo detrás de las crisis de noviembre de 2000 y febrero de 2001 que hicieron caer al país en una severa crisis, cerrando el 2001 con un descenso del 5,7% del PIB. En 2002 se inició claramente la recuperación, con un crecimiento del PIB del 6,2%, seguido de un 5,3% en 2003. 2004 marcó una cifra récord, al situarse el crecimiento del PIB en el 9,4%. El ejercicio 2005, aunque algo más moderado, fue también excelente con un crecimiento del 8,4%. En 2006 se produjo un enfriamiento menor de lo esperado en la economía, con un crecimiento del PIB del 6,9%. Se anticipaba un menor crecimiento en 2006 debido a que se produjo un limitado episodio de inestabilidad financiera a mediados de ese año, que dio lugar a una notable depreciación de la lira y al repunte de la inflación.

Tras experimentar en 2007 el crecimiento más bajo desde 2001, con una variación del 4,7% del PIB, en 2008 la economía turca creció tan sólo un 0,7%, tras un acelerado deterioro de la economía en el último trimestre del año (-6,2% en el último trimestre). En 2009, el PIB real de Turquía decreció un 4,7% en el cómputo general del año. A pesar de esta contracción, en el cuarto trimestre la economía turca experimentó un crecimiento del 6% rompiendo la tendencia de cuatro trimestres consecutivos de decrecimiento.

En 2010 el PIB real Turquía creció un 8,9%. Los dos primeros trimestres del año fueron especialmente positivos con crecimientos del 12% y el 10,2%. El tercer trimestre se caracterizó por una cierta ralentización en el crecimiento de la actividad (5,5%) pero en el cuarto trimestre volvió a aumentar con fuerza hasta el 9,2%. Esta tendencia de altas tasas de crecimiento se confirmó con el último dato oficial de crecimiento del PIB del 11% en el primer trimestre de 2011.

El dato más preocupante de la economía turca se encuentra en el desempleo (11,9% en 2010 y 10,8 en marzo de 2011), que muestra estructuralmente una gran resistencia a la baja, altos niveles de desempleo juvenil y de larga duración. Por otro lado, el déficit por cuenta corriente ha aumentado de manera significativa, representando el 6,7% del PIB en 2010 (2,3% del PIB en 2009) como consecuencia de la recuperación de la economía internacional tras la crisis financiera, ya que la economía turca tiende a aumentar su déficit por cuenta corriente en épocas de expansión. Se espera que pueda rondar el 9% en 2011.

La evolución de los precios ha sido positiva en los últimos años. Las abultadas cifras de inflación del año 2001 (68,5%) se han ido reduciendo paulatinamente en los años posteriores hasta que en 2004 la tasa de inflación se redujo a un solo dígito, tendencia confirmada en 2005 con una variación del IPC del 7,7%. Se situarían en niveles muy superiores a los objetivos del Banco Central durante los próximos años, recuperando los dos dígitos en 2008, hasta el 10,1% de crecimiento del IPC. En 2009, la inflación mantuvo la senda decreciente con la que finalizó 2008 por la desaceleración económica y alcanzó su mínimo en octubre (5,08%) como consecuencia de la disminución de la demanda tanto interna como externa, cerrando el año en el 6,5. En 2010, los precios han ido aumentando hasta marcar un máximo anual del 10,19% en abril de 2010. A partir de ese mes la tendencia de crecimiento se ralentizó cerrando 2010 con un IPC del 6,4%, ligeramente por debajo de las previsiones del BCT. En 2011 continuó su desaceleración, hasta que en marzo registró un 3,99%, el nivel más bajo en cuatro décadas, pero en mayo creció con fuerza hasta situarse en el 7,17% para volver a desacelerarse en junio hasta el 6,24%.

La agricultura

La agricultura ha sido tradicionalmente el sector más importante, si bien a medida que se desarrolla la economía turca, pierde peso en el PIB. Asimismo, aunque el porcentaje de población empleada es del 24%, esta cifra se ha ido reduciendo desde niveles superiores en los últimos años. La agricultura, ganadería, pesca y silvicultura tan sólo representan el 9,4% del PIB.

El cultivo de cereales es el predominante junto con una pujante producción de frutas y hortalizas de la huerta mediterránea. Se estima que en 2010 la producción de cereales fue de 32,7 millones de toneladas el de hortalizas 26,0 millones y el de frutas 16,6 millones. El trigo es el primer producto y le siguen la remolacha azucarera, los tomates, la cebada y otros productos de la agricultura mediterránea.

El sector agrario turco se está enfrentando durante los últimos años a sus problemas estructurales y a la necesidad de mejora tecnológica y de reestructuración. Estas carencias han tenido tradicionalmente origen en los problemas de eficiencia de los cultivos por minifundismo, utilización de métodos rudimentarios y la poco desarrollada política de regadío o la escasa incorporación de maquinaria agrícola a los cultivos. Las mejoras técnicas son apreciables en las zonas del Mediterráneo y el Egeo. La producción y exportación de los productos de estas zonas (cítricos, aceite, hortalizas...) y la exportación de frutos secos, han permitido a Turquía mantener un saldo positivo de intercambios con la UE en productos agrarios, a pesar de que la Unión Aduanera no se extiende a estos productos. Turquía se presenta como un serio competidor con los demás países mediterráneos, en la medida que sea capaz de acometer una modernización más profunda de sus explotaciones.

Producciones

Con una producción total de 42,5 millones de toneladas de frutas (16,5 millones) y verduras (26 millones), Turquía es el primer productor de Europa y el cuarto del mundo.

Turquía es el quinto productor mundial de uva con 3,5 millones de toneladas anuales.

Es el tercer productor de cítricos en el mundo con una producción de 3,5 millones de toneladas en 2009.

Ocupa la 7ª posición mundial en el cultivo de té, la 5ª en la producción de té seco y la 4ª en consumo de té anual por persona.

Producciones Turquía. Año 2010

Producto

Toneladas

 

Tomates

10.052.000

 

Trigo

19.660.000

 

Uvas

4.255.000

 

Aceitunas, olivas

1.415.000

 

Manzanas

2.600.000

 

Avellanas con cáscara

600.000

 

Pimientos

1.986.700

 

Remolacha azucarera

17.942.100

 

Papas, patatas

4.548.090

 

Algodón Fib

471.000

 

Cerezas

417.905

 

Pistachos

128.000

 

Fresas

299.940

 

Cebollas secas

1.900.000

 

Semilla de girasol

1.320.000

Final del formulario

 

Fuente: FAO. Elaboración: HORTOINFO

 
       

 

Exportaciones

La exportación de frutas y hortalizas frescas llegó a 2.184 millones de dólares en 2010 (una aumento de 11,7% en comparación con 2009).

El sector de frutas y hortalizas frescas compone un 14,52% de la exportación agrícola de Turquía.

En 2010, el tomate es el producto más exportado, con 483 millones de dólares. Limón, mandarina, uva, cereza, naranja, pomelo, pepino, pimiento y granada siguen al tomate.

Exportaciones hortofrutícolas turcas a la UE. Excluidos cítricos.

Año

Toneladas

Euros

2.000

454.532

451.692.480

2.001

577.157

493.812.430

2.002

562.129

478.030.210

2.003

638.287

512.107.160

2.004

622.474

585.093.670

2.005

689.120

614.628.500

2.006

669.651

650.386.050

2.007

731.516

721.607.170

2.008

680.524

716.993.620

2.009

677.133

732.544.580

2.010

643.819

787.420.790

2.011

583.617

769.664.910

Fuente: EUROSTACOM. Elaboración: HORTOINFO

 

Cultivo ecológico

En 2009, el área total dedicada al cultivo ecológico llegó a las 325.831 hectáreas, mientras que el total de la producción aumentó a 983.715 toneladas en 212 cosechas.

En 2010, 36 mil productores practicaron la agricultura ecológica, mientras que en 2011 este número llegó a 60 mil.

Un total de 6.020 agricultores turcos aplicaron las buenas prácticas agrícolas en 2010.

Invernaderos

Turquía tiene 49.000 hectáreas de invernaderos (en comparación, España es líder de Europa con 60.000 hectáreas), una mayoría son invernaderos rudimentarios.

El 95% de invernaderos se utilizan para el cultivo de hortalizas tales como tomates, lechugas, pimientos, alcachofas y pepinos. El resto se dedica a las flores, como claveles, rosas y gladíolos.

El número de empresas que practican la agricultura hidropónica aumentó en el año 2010 a 59 y el área de invernaderos hidropónicos a 187’5 hectáreas.

Países proveedores

El 53,6% de las importaciones turcas en 2010 procedieron de países de la OCDE, mientras que el 8,7% de Oriente Medio y Próximo, y el 16,3% de países europeos no pertenecientes a la UE. De países miembros de la Conferencia Islámica se importa el 15,1% del total y un 18,1% de los países del Mar Negro. La cuota de mercado de la UE-27 es del 38,9%, con una ligera reducción respecto a la de 2009 (40,1%).

Por países, Rusia es el principal proveedor de Turquía, con una cuota del 11,6%, seguida de Alemania, con una cuota del 9,5%, China (9,3%), que continúa en tercer lugar, seguida por EE.UU. (6,6%) que consolida su posición tras arrebatar en 2009 el cuarto puesto a Italia (5,5%). En 2010, España ocupó el 8º lugar, con un 2,6% de cuota de mercado, lo que supone un afianzamiento respecto a la cuota que ostentaba en 2009 (2,6%), cediendo una posición en el ranking de proveedores a favor de Irán (4,1%).

Países clientes

En 2010, el 53,9% de las exportaciones genéricas (no solamente las agrícolas) turcas se dirigieron a países de la OCDE, mientras que un 20,5% lo hicieron a países de Oriente Medio y Próximo y un 9,9% a países europeos no pertenecientes a la UE. Hay que destacar que el 28,5% de las exportaciones tuvieron como destino países miembros de la Conferencia Islámica y el 12,7% a países de la Organización de Cooperación económica del Mar Negro. Es la UE-27 la que absorbe el mayor volumen de exportaciones turcas con un 46,3%. Es notable el aumento en importancia de cuota que, con respecto a las cifras de 2009, se ha producido en las exportaciones a los países del Medio y Próximo Oriente pasando del 18,8% en 2009 al 20,5% en 2010.

Por países hay que destacar a Alemania, hacia donde se dirigieron el 10,1% de las exportaciones genéricas en 2010, seguido de Reino Unido (6,4%), que recupera la segunda posición perdida en 2009, e Italia (5,7%). Francia desciende hasta la cuarta posición con un 5,3%. España es, en 2010, el octavo destino con el 3,1%, por lo que ve aumentada su cuota frente a 2009 (2,8%) y gana 2 posiciones en detrimento de E.A.U. y Suiza.

Transporte

Actualmente Turquía cuenta con una red de infraestructuras de transporte en desarrollo, pero notablemente desequilibrada. La red de carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos es insuficiente para abastecer la demanda creciente del país y es desequilibrada porque la mayoría del transporte, tanto de mercancías como de pasajeros se hace por carretera, no existiendo una alternativa multimodal eficiente.

Es vital para el desarrollo económico del país crear un modelo de transporte equilibrado, racional y eficiente, basado en un sistema multimodal integrado. En este sentido, se están llevando a cabo políticas de fortalecimiento del tren como medio de transporte de mercancías y se debe actuar para convertir a los puertos marítimos en verdaderos centros logísticos. En concordancia, los documentos que articulan las políticas del sector en Turquía inciden en la búsqueda de equilibrio entre los distintos modos de transporte y para alcanzarlo hacen especial hincapié en el ferrocarril como medio predominante.

Carreteras

La carretera es el medio de transporte más utilizado tanto para pasajeros como para mercancías, debido a la escasez y obsolescencia de otros medios, en especial del ferrocarril. En 2009, el 95% de pasajeros y el 90% de las mercancías fueron transportadas por carretera.

Como consecuencia del uso excesivo del vehículo por carretera y la inexistencia de circunvalaciones en los núcleos urbanos, las ciudades más importantes de Turquía sufren problemas circulatorios, contaminación y un alto nivel de siniestralidad.

La red de carreteras ha aumentado de forma moderada en los últimos, hasta llegar a 64.865 Km a finales de 2010. De ellos, 2.080 son de autopistas, 31.395 de carreteras estatales y 31.390 de carreteras provinciales, de acuerdo con los datos del Ministerio de Transporte y Comunicación. La red está igualmente en proceso de renovación, lo que resulta imprescindible dado el notable incremento del parque móvil.

Ferrocarril

La TCDD (Compañía Estatal de Ferrocarriles Turcos) se ha embarcado en ambiciosos planes de renovación, mayoritariamente de electrificación, y de construcción de líneas de alta velocidad (Ankara-Estambul, Ankara-Sivas y Ankara Konya) así como las estaciones esas líneas de alta velocidad. También se están construyendo nuevas líneas férreas para mejorar la conexión del país con sus vecinos: líneas Kars-Tbilisi-Bakú (Turquía-Georgia-Azerbaiján) y Halkali-frontera de Bulgaria. Se tiene previsto construir 1.311 nuevos kilómetros de alta velocidad hasta 2023.

La distribución

Turquía cuenta con un gran número de empresas distribuidoras e importadoras con una gran vocación exterior. Sus características son muy diversas, abundando el importador y distribuidor de pequeño tamaño. La legislación básica está recogida en el Código de Comercio de 1957, sustituido por el nuevo Código en 2011, con entrada en vigor en julio de 2012.

El sector de la distribución se caracteriza por su elevada fragmentación y escasa diversificación. En la actualidad, se halla inmerso en un profundo proceso de cambio, con la aparición en las mayores ciudades de grandes distribuidores (supermercados e hipermercados), la apertura de centros comerciales, etc. Las grandes superficies son cada vez más importantes en la distribución de los bienes de consumo, pero normalmente importan directamente, sin intermediarios.

Pese a estas transformaciones, el sistema de distribución sigue siendo muy complejo, con numerosos intermediarios. La venta minorista de productos de consumo corriente (alimentación, limpieza, higiene personal) sigue concentrada por lo esencial en pequeños establecimientos de carácter familiar. La gran importancia del pequeño establecimiento minorista se explica por la extensión del país y la dificultad de acceso a algunas zonas.

Cooperación con España

El marco de las relaciones comerciales entre España y Turquía viene definido por el Acuerdo de Unión Aduanera entre este país y la Unión Europea, en vigor desde enero de 1996. Entre los acuerdos bilaterales destacan el Convenio para Evitar la Doble Imposición, en vigor desde el 1 de enero de 2004 y el Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Intereses (APPRI) de febrero de 1995, en vigor desde marzo de 1998.

La Cooperación Económica y Financiera a nivel bilateral se plasmó en el Memorandum of Understanding (MOU) firmado en 1998 (para 1998-2001), el firmado en julio de 2004 y el firmado en julio de 2006, que finalizó el 24 de julio de 2007 en cumplimiento de las normas de la OCDE al dejar Turquía, en julio de 2006, de ser país elegible para la recepción de financiación concesional. El plazo de notificación de financiación de nuevos proyectos se extendió hasta julio de 2007.

El 3 de marzo de 1998 se estableció un Acuerdo de Transporte por Carretera entre España y Turquía, que continúa en vigor y en base al que regularmente se reúne la Comisión Mixta hispano-turca. En julio de 2004 se suscribió un MOU de cooperación turística entre la Secretaría de Estado de Comercio y Turismo española y el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía.

En el ámbito económico y comercial, se firmaron durante la RAN de abril de 2009 los siguientes acuerdos: MOU sobre energías renovables y eficiencia energética entre el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España y el Ministerio de Energía de Turquía; Acuerdo de Colaboración entre la Agencia de Promoción de Inversiones de Turquía (ISPAT), el ICEX, la UOC y la Caixa; y el MOU entre SEOPAN y la Asociación Turca de Contratistas. 

Los datos de este informe han sido obtenidos de las Oficinas Económicas y Comerciales de España en Ankara.

 

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L. es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ver política