CAJAMAR ENERGIA FOTOVOLTAICA 1200x150 julio 2020

Los agricultores de EE. UU. piden a Trump que permita la inmigración legal de trabajadores

21/01/17.- Aunque en su campaña electoral el republicano repitió que los indocumentados tomaban los puestos de trabajo de los estadounidenses, los grandes agricultores se muestran preocupados por el estado productivo de sus tierras, en lo que mucho tiene que ver la falta de mano de obra.

Hortoinfo.- Los grandes agricultores de Estados Unidos de América (EE. UU.) prometen presionar al presidente electo, Donald Trump, para que trabaje en favor de una reforma migratoria que les permita obtener mano de obra inmigrante y mantener así la producción de sus granjas a precios competitivos.

"La reforma migratoria es una prioridad para nosotros, porque necesitamos estar seguros de que los agricultores tienen acceso a una fuerza de trabajo legal y estable", aseguró a la agencia EFE Kristi Boswell, directora de relaciones con el Congreso de la organización American Farm Bureau, una de las más grandes de su tipo en EE. UU.

Aunque en su campaña electoral el republicano repitió que los indocumentados tomaban los puestos de trabajo de los estadounidenses, los grandes agricultores se muestran preocupados por el estado productivo de sus tierras, en lo que mucho tiene que ver la falta de mano de obra.

"Estamos viendo cosechas pudriéndose en el suelo y los agricultores cambiando a cultivos que tengan menos necesidad de mano de obra, tampoco pueden expandir sus negocios simplemente por la inestabilidad de la fuerza trabajo", advirtió Boswell.

Unas 761.000 personas (la gran mayoría de ellas hombres menores de 30 años) se dedican a tareas en el campo, según datos del Departamento de Trabajo.

De igual manera, de acuerdo a un estudio del Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas, más del 50 % de los trabajadores que se ocupan en los campos del país son indocumentados, un porcentaje que aumenta en cultivos como el de la fruta, en donde alrededor del 97 % de la mano de obra no cuenta con autorización de trabajo.

Entre los agricultores, grandes y medianos, existe el consenso de la necesidad de encontrar un alivio migratorio y un programa de visas que funcione para los trabajadores del campo de fuera del país.

Dave Kranz, portavoz en California de Farm Bureau Federation, aseguró que los agricultores y ganaderos le harán saber a la nueva Administración que ingresará a la Casa Blanca el 20 de enero que ellos dependen de una fuerza de trabajo inmigrante y que tienen que poder proporcionar empleos a los operarios foráneos que lo deseen.

Durante la Administración de Obama, la implementación de leyes de inmigración dejaron estragos en el sector. En marzo del año pasado, la empresa Bonita Packing Company, de Santa María, California, perdió la mitad de su fuerza laboral tras una revisión de los números de Seguridad Social de sus empleados.

"Este es un pequeño ejemplo de lo que pasaría en el sector y eso que estamos hablando solo de una empacadora. Sembrando y recogiendo cosecha hay todavía más indocumentados y ningún nacido aquí quiere esos trabajos", explicó a Efe Hazel Dávalos, vocera de La Alianza Unidos por una Economía Sostenible (CAUSE).

La problemática llevó al saliente Gobierno a incrementar el número de visas H2A, especiales para trabajadores agrícolas temporales.

Desde el año 2001, las aprobaciones de estos permisos se ha elevado 106 %. En los estados de Florida, Carolina del Norte, Georgia, California, Arizona y Washington el número de peticiones se duplicó entre 2011 y 2016, año en que habían 165.000 extranjeros trabajando en el campo amparados con esta visa.

No obstante, Boswell asegura que este camino no es el más adecuado porque "es burocrático, costoso y no le conviene ni al empleado, ni al empleador".

Tom Hertz, economista del Departamento de Agricultura (USDA), advierte que a la falta de mano de obra y el aumento de salarios, los granjeros se han visto obligados a "mecanizar" algunas producciones, aunque la tecnología por ahora no alcanza a resolver el problema de la falta de mano de obra campesina.

Para la American Farm Bureau la solución ideal sería crear un programa de "trabajadores huéspedes", con permisos de hasta tres años, y proceder a legalizar la mano de obra experimentada con la que ya cuentan los cultivos.

La urgencia de este amparo migratorio llevó hoy a Western Growers, una asociación de productores agrícolas de California y Arizona, a abogar por una reforma migratoria en un comunicado en el que expresaron su respaldo a Sonny Perdue, elegido por Trump como secretario de Agricultura.

"Las manos extranjeras recogerán nuestras cosechas, aquí o en el extranjero. Esperamos que una vez confirmado, el Gobernador Perdue sea un implacable defensor de la reforma de inmigración que trabaja para la agricultura y presentará nuestro caso al presidente", dijo en la nota Tom Nassif, presidente de la asociación.

"Trump va tener que entender que necesita de los campesinos migrantes, son ellos los que van a cultivar la comida de los estadounidenses, le guste o no, así que esperamos que comience desde ya a respetarnos", valoró Dávalos.

esp disp 1200x150

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L. es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales