Hortalizas saludables como seña de identidad

Antonio Cantón

En el sector de las frutas y hortalizas se ha tratado días atrás sobre las gestiones que está llevando a cabo la Junta de Andalucía, para establecer la obligatoriedad de la utilización de los sistemas de control integrado de plagas en los cultivos hortícolas de invernadero, cuyo uso ya están aplicando los productores, llegando al cien por cien en algunos cultivos como el pimiento. Esto nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de utilizar “lo saludable” como seña de identidad, sobre todo cuando día a día vemos cómo hortalizas de otras procedencias son bloqueadas o destruidas por contener excesos de residuos.

Hortalizas saludables como seña de identidad

Antonio Cantón

En el sector de las frutas y hortalizas se ha tratado días atrás sobre las gestiones que está llevando a cabo la Junta de Andalucía, para establecer la obligatoriedad de la utilización de los sistemas de control integrado de plagas en los cultivos hortícolas de invernadero, cuyo uso ya están aplicando los productores, llegando al cien por cien en algunos cultivos como el pimiento. Esto nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de utilizar “lo saludable” como seña de identidad, sobre todo cuando día a día vemos cómo hortalizas de otras procedencias son bloqueadas o destruidas por contener excesos de residuos.

Hortalizas saludables, sanas y seguras, es un buen argumento de venta en tiempos en que, cada vez más, la competencia en los mercados se hace más virulenta, por la entrada de productos cultivados en lugares en que no se tienen demasiado en cuenta los derechos laborales y sociales de los trabajadores agrícolas. Sobre todo, como venimos observando día a día, cuando en demasiadas ocasiones las hortalizas y las frutas que llegan a los mercados de la Unión Europea desde esos orígenes vienen cargadas de residuos de pesticidas.

En el año 2014, declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF), debemos aprovechar este impulso para reivindicar este sistema de organización económico-agrícola, mayoritario en la producción de hortalizas en invernadero. Y debemos hacerlo porque es el sistema que mejor identifica la agricultura de primor, en el que el agricultor conoce casi a cada una de sus plantas, sus problemas, sus necesidades… frente a los sistemas de producción de grandes empresas, casi masivos y en los que ya no es que no se conozca a las plantas, sino que casi que tampoco a las personas que las trabajan.

El control integrado, la utilización de métodos naturales para luchar contra las plagas y enfermedades de los cultivos es, por sus características, precisamente en la agricultura familiar donde encuentra las mejores condiciones para su aplicación. Pero el sistema de agricultura familiar, una ventaja sin duda, tiene el inconveniente de su dispersión. Compuesta por numerosas individualidades, la agricultura familiar, para llevar a cabo procesos como el de la generalización de los métodos de lucha integrada y otras innovaciones necesarias, necesita de líderes, de conductores que orienten a todos sus componentes.

Felipe González Márquez, ex-presidente del Gobierno de España, en su libro “En busca de respuestas” hace una reflexión sobre la necesidad de que, aunque el liderazgo no puede sustituir a las instituciones, no es menos cierto que las sociedades necesitan de líderes que sean capaces de aunar y encauzar sus anhelos y objetivos. Un pensamiento totalmente trasladable al sector de la producción de hortalizas en invernadero, sin duda.

La producción de hortalizas extra-tempranas necesita de organismos que le hagan avanzar y ayuden en estos cometidos. Pero también necesita de auténticos líderes que, sin caer en un exceso de protagonismo, sean capaces de conducir e impulsar los avances que el sector necesita.

La provincia de Almería tiene una gran importancia en el sector de las hortalizas de invernadero, no sólo por su volumen de producción y por la enorme extensión de hectáreas de invernadero, sino por su capacidad de reacción y adaptación a las cambiantes circunstancias. En su caso Almería, su sector hortícola, ha vivido diferentes liderazgos que en ocasiones han estado encarnados por grupos y en otros momentos por individuos, como el caso de Juan Antonio Petit Moya, que supo llevar al sector en unos momentos de extrema división, junto a necesidades apremiantes de adaptación a las exigencias de los consumidores europeos. O el de “Momo”, Jerónimo Molina Herrera, líder en ciernes por su trabajo no sólo como gerente de Coexphal, sino también en todo aquello que afectaba al sector. Hasta que decidió cambiar el rumbo de su vida, truncando así aquel incipiente liderazgo hortofrutícola. Recuerdo alguna reunión, allá por el año 1986, en la que tratábamos sobre cómo informar a la opinión pública, española e internacional, de los primeros problemas serios con los residuos por pesticidas. Tareas de un líder.

Desde aquellos años 80, la agricultura en Almería ha evolucionado muy satisfactoriamente. Los problemas con los residuos no son cosa suya, ni aún incluso cuando, “sin comerlo ni beberlo” le han querido hacer responsable de infecciones, como el tristemente conocido caso “E.coli” que, de no haber sido por las garantías de salubridad que caracterizan a nuestras hortalizas, habría hecho un daño irreparable a la economía de las zonas de producción, fundamentalmente a Almería.

Los agricultores han asumido ya los sistemas de control integrado como algo intrínseco a la producción de hortalizas. Extendido en la mayor parte de los cultivos, su obligatoriedad no producirá ningún trauma, sino que será aplicada con total normalidad. Pero no estaría de más que alguien o algo, personas, grupos o instituciones, fueses capaces, por su credibilidad, de liderar estos procesos de forma que se extienda el concepto de que las hortalizas españolas son sinónimo de salud y garantía.

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L., es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales